El consumo de vino en España

España: Un país productor y con larga tradición vinícola.

 

Después de más de 40 años sin incrementar el consumo de vino en España, 2017 fue el año en el que creció un 4%, hasta los 21 litros por persona y año. En los años setenta, el consumo per cápita rondaba los 40 litros. Año tras año ese consumo ha ido descendiendo hasta colocar a España a la cola de los principales países productores según un estudio elaborado por el Wine Institute. Son datos muy lejanos de lo previsible para un país productor y con larga tradición vinícola.

 

La producción de vino en España se situó en el 2017 en los 33,5 millones de hectolitros, un 15 % menos que el año anterior. 

A nivel mundial, la elaboración de esta bebida cayó un 8,2 %. Los datos han sido publicados por EAE Business School, que destaca que España se ha consolidado como tercer productor de vino mundial, por detrás de Italia y Francia. Dentro de nuestro país las regiones más productores son: Mancha, Extremadura, Cataluña  y Valencia. Respecto a las variedades: airén blanca, tempranillo, bobal y garnacha son las que cubren más superficie de plantación.

 

Hábitos de consumo de vino y cava

 

Según un informe sobre hábitos de consumo de vino y cava en España elaborado por iniciativa de Cork (agrupación de asociaciones e instituciones del sector del corcho en España) destaca el arraigo del consumo del vino en nuestro país. Un 72% de los encuestados afirma ser consumidor habitual de vino pero al mismo tiempo más del 70% de los españoles entiende el vino bebida de consumo ocasional. El 24% de los españoles consume vino solo los fines de semana, seguido de cerca por los que solo lo consumen en ocasiones especiales con un 22%, mientras que el 18% lo toma una o dos veces por semana. Solo 3 de cada 10 españoles que toman vino habitualmente lo toman a diario. En el caso de los espumosos, el 66% lo reserva para ocasiones especiales, mientras que el 16% los consumen en el fin de semana.

 

Quizás una de las principales barreras para el consumidor de vino sea el argot empleado por los que están dentro del mundo del vino y el excesivo snobismo. Para entender de vino hay que catar muchos y muy diferentes vinos de cualquier región o variedad de uva así como  tener buena memoria gustativa para poder identificar vinos o variedades. No importa como sea capaz uno de describir un vino, lo importante es decir me gusta o no me gusta.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *