Falsos mitos en el vino

Una mentira repetida muchas veces suele convertirse en verdad, al menos para la mayoría…pero continua siendo mentira.

 

«Solo bebo vino tinto, el vino blanco es para mujeres y el rosado para los que no les gusta el vino»

Además de ser falso es bastante machista. Algunos de los vinos más complejos y difíciles de elaborar son blancos. Magníficos vinos blancos para un aperitivo como un fino o manzanilla para tomar con un plato de jamón o un buen rosado para una paella o un plato de pasta. Cada vino tiene su plato y su momento.

 

«Los vinos mejoran con los años»

No todos. Algunos mejoran y la botella redondea el vino y lima matices y asperezas pero no todos. El vino es para disfrutarlo, si lo conservamos excesivamente largos años buscando ese momento especial es muy probable que tengamos una bodega de vinagre!

 

«Los vinos con tapón de rosca son de peor calidad»

El tapón, sobretodo para vinos jóvenes o de un consumo rápido en el mercado, debe tapar. Para un vino de larga crianza en el que buscamos la microxigenación que le proporciona el corcho, desde luego que el cocho es lo ideal. Gracias al tapón de rosca eliminamos la probabilidad de que el corcho contamine el vino. De hecho en muchos países exigen el tapón de rosca para eliminar problemas.

 

«La botellas pesadas indican mayor calidad»

El tipo de botella en absoluto tiene que ver con la calidad del vino. La única certeza es que el porte será más caro.

 

«El vino tinto debe servirse a temperatura ambiente»

Pues…depende que ambiente. Intentar beber vino tinto verano a 35ºC es una misión imposible, incluso a 25ºC me parece poco apetecible. Cada uno que lo tome como más le guste pero considero un vino tinto en el entorno de los 15ºC será lo más acertado.

 

 

«Los vinos tintos de color más intensos tienen más sabor»

En absoluto. Uvas diferentes producen vinos con mayor o menor color, mayor o menor capa y por el color podemos determinar la edad del vino pero por el color no te indicará  mayor sabor ni calidad.

 

«Los vinos más caros son mejores»

El precio del vino lo establecen diferentes factores: coste de producción, coste de materiales, posicionamiento de marca, tamaño de la bodega, etc. No existe una relación directamente proporcional entre el precio de la botella y el disfrute de la misma. Mayor coste no implica mayor disfrute. En España tenemos la fortuna de disponer de muchísimos vinos a precios muy razonables.

 

Te invito a ampliar esta lista con falsos mitos del mundo del vino que te encuentres en tu día a día.

Ánimo!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *