Reflexiones de Barcelona Wine Week (BWW)

«Para un vino, la elaboración y la comunicación es igual de importante.»

eligiendo vino

Ningún mercado es fácil y dentro del mercado de la alimentación, el sector del vino es uno de los más atomizados y que menos aprovechan las herramientas que les proporcionan el mundo digital. Pero están atomizados tanto en producción como en distribución. Para una bodega que comparte mercado con más de 4300 bodegas (datos del INE de diciembre 2018), solo en España e infinidad de marcas, lo más importante para un vino es distinguirse. Tendemos a hablar más de producto que de experiencias. Diferenciarse significa ser relevante para un target concreto y en el mundo del vino poco a poco se empieza a hablar de experiencias.

«La comunicación es tan clave como la elaboración y hay que asumir y aceptar (via presupuestos) que el mundo es digital y estás en él, si o si» como decía Alberto Saldón (director de Lalomba) y los tres pilares de la comunicación son:

 

  • Estrategia (como convertir)
  • Soporte (que mensaje y en que canales)
  • Venta (conversión)

 

Debemos adoptar una estrategia pull frente a push, es decir, que quiere el cliente y adaptarme a él, y no al revés. El cliente es el centro del negocio.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *